Loading...

Pensaron que se había comido a un niño y encontraron al abrirla no era lo que estaban esperando

Las boas -una especie de serpiente- son animales que son tan increíbles como int1midantes. Estas magnificas criaturas pueden llegar a medir tamaños verdaderamente grandes, y alcanzar hasta tres metros de largo, lo cual les otorga la increíble capacidad de alimentarse de presas mucho más grandes que ellas mismas.

Anuncios

En los piases en los que existen pueblos alejados de toda civilización, más cercanos a la vida salvaje, es normal encontrar animales de gran tamaño como este, y por tanto, es común que ocurran problemas que involucren tanto a estos reptiles como a los humanos. Uno de los problemas más recurrentes es que estas serpientes se coman el ganado de los lugareños.

Anuncios

Pero existen historias más tristes, en las que las serpientes decidieron no tomar como presa a alguna descuidada vaca, siendo las victimas los propios habitantes del lugar. Si bien es cierto que estas animales no son asiduas a consumir carne humana, como cualquier otro animal, estas consumen lo primero que aparezca en su camino cuando sienten hambre.

No obstante, la trágica historia que te narraremos a continuación es tanto triste como aterradora. Resulta que los habitantes de un pueblo rural encontraron una boa que lucia inusualmente inflamada. En esos momentos, un pequeño niño de la aldea estaba desaparecido, por lo que al encontrar al animal, lo primero que cruzó la mente de los lugareños fue que el reptil se había comido al indefenso pequeño.

Profundamente indignadas, las personas del pueblo tomaron a la serpiente, la mataron y abrieron su estomago para liberar el cuerpo del niño. Sin embargo, lo que encontraron al abrirla no era lo que estaban esperando.

Tal parece que los lugareños se habían equivocado. La boa no se encontraba inflamada por haber consumido una gran presa, lo que ocurría con el animal es que era una hembra que estaba embarazada. Los aldeanos habían acabado con la vida de aquella serpiente por error, y ante ello, muchos de los allí presentes decidieron quedarse con algunos de los huevos que la criatura llevaba dentro de ella.

 

Esta historia ha recorrido todas las redes sociales, causando el enojo e indignación en millones de personas, pues por un error, las personas del lugar no solo habían acabado con la vida de una inocente serpiente, sino que también habían ases1nado a las decenas de huevos que llevaba dentro de si, destruyendo a toda una familia de estos reptiles y dando un paso más a la desaparición de esta especie.

Loading...
Close